El gran desafío de Valcárcel

pacojoeyoscar_300x200

Lo que dejó la 27ma convención de la OMB, realizada en el Caesars Palace

Carlos Irusta Por Carlos Irusta /ESPN.com

LAS VEGAS — El Caesars Palace, cargado de lujo de estuco y de gran historia boxística, ya quedo atrás. “El hogar de los campeones”, como fue reconocido por muchos años, fue también testigo del ocaso triste de uno de los justamente, grandes campeones del boxeo, como Joe Louis, quien terminó sus días como un empleado de lujo del hotel-casino. Y en su estadio abierto, que ya no está, Muhammad Alí vivió su última noche grande cuando perdió frente a Larry Holmes, en una pelea que Don King, había bautizado, paradojalmente, “El último hurra”.

Hoy es hoy y los tiempos han cambiado. El presidente de la Organización Mundial de Boxeo, Francisco “Paco” Valcárcel lo sabe, y muy bien. Aunque lleva veinte años en la presidencia -algo que pareciera normal en estos organismos, teniendo en cuenta por ejemplo, que José Sulaimán encabezó el Consejo durante más de treinta años-, piensa retirarse a tiempo. “No me gustaría que alguna vez alguien me diga o me aconseje que ya es momento del retiro -afirma Valcárcel- ni tampoco quiero ser recordado por haberme hecho eterno en el poder, prefiero que me recuerden por buena persona y por dirigente honesto”.

La WBO se ha separado varios pasos de los otros organismos. No es una manera de decir. Baste mirar que, en las reuniones tripartitas convocadas por el Consejo Mundial de Boxeo (WBC), integrando a la Asociación Mundial (WBA) y a la Federación Internacional (IBF), Valcárcel no asistió. Y no solamente eso, sino que demás afirmó que son reuniones “que terminan siendo una pérdida de tiempo y que no cambian nada, por eso preferimos seguir nuestro camino”.

Asistieron más de cuatrocientas personas de todo el mundo, lo cual significa crecimiento. De hecho se esperaban trescientos asistentes. El mercado chino ya ha sido incorporado desde hace varios años -todo un logro de Valcárcel-, y el propio Japón, que durante años no reconoció a la WBO, también ya forma parte del grupo. La Organización tiene mojones muy fuertes en Europa, especialmente en Inglaterra y Alemania. Y, por supuesto, el mercado norteamericano y latino.

Esto no quiere decir que la WBO sea una organización perfecta, ni mucho menos, pero si apunta a dos hechos que fueron el hilo conductor de esta semana de Convención en el Caesars Palace. Uno, fue sin dudas, el análisis de la ley Muhammad Alí. El otro, la transparencia de la entidad y de sus oficiales de ring.

De esta manera, el secretario general de la OMB José R. Izquierdo, efectuó una presentación ante el Comité Ejecutivo y asistentes en generales, sobre la Ley de Reforma de Boxeo Muhammad Ali y sus consecuencias en los otros organismos que sancionan al boxeo.

Izquierdo hizo hincapié en que la WBO “quiere dejar rotundamente en claro que nuestra posición es trabajar conjuntamente con la Asociación de Comisiones de Boxeo (ABC)”. La idea es que las organizaciones deben evitar el aislamiento que crean las limitaciones de jurisdicción. Y, entre otros temas, Izquierdo pidió que se busque la forma de aclarar la denominación de “asesor” en el boxeo, y “que se defina su naturaleza y alcance”. De hecho se formó un comité OMB para que presente un informe con sus conclusiones a los legisladores de los Estados Unidos, con el objeto de que se mejore la Ley de Reforma de Boxeo Ali, para tornarla más eficaz. “Es bueno tener en cuenta, y hablo como abogado también -dijo Valcárcel- que esta actividad, el boxeo, es muy compleja, más de lo que parece. Y no siempre la letra fría es aplicable. Creo que es importante que quienes se encargan de la ley Alí cuenten en su equipo con veteranos del boxeo, para escuchar sus opiniones”.

Una visión tal vez más simplista de esta convención, o con menos profundidad de análisis, no puede dejar de mencionar que fueron agasajados especialmente dos ya ingresados al Hall de la Fama: Oscar De La Hoya y Joe Calzaghe, por sus grandes carreras profesionales. De la misma manera que, entre tantos invitados importantes, estuvo Marco Antonio Barrera. Y que asistieron dos campeonas mundiales japonesas, Nao Ikeyama, monarca de la OMB en el peso átomo (102 libras) y la campeona junior mosca (108 libras) Kimiko Seser Ikehara. También estuvieron presentes el dos veces campeón mundial de la WBO, Orlando Salido, otro ex campeón mundial en diferentes categorías como James Toney, la ex campeona Hanna Gabriels y la actual campeona mundial Carolina Duer. Marco Huck campeón crucero- fue distinguido por su trayectoria.  valcarcelmarcohuck_300x200

Pero los temas de fondo fueron otros, sin duda. “Queremos que nuestros campeones se distingan. Nuestros campeones tienen que tener, ante todo, prestigio”, enfatizó Valcárcel. “El aficionado no entiende la gran proliferación de campeones interinos, alternativos, en receso… Confunden a la gente y sus propios portadores tienen apenas porciones, por eso los campeones WBO tienen que distinguirse”.

Otro tema que no puede soslayarse es el crecimiento de la incursión de AIBA en el boxeo profesional, a través de certámenes por equipos (Argentina, México, Italia, entre otros tantos países, ya participan de estas competencias) en donde también pueden combatir boxeadores amateurs que, incluso, clasificarán para los Juegos Olímpicos.

“La AIBA no puede entrar en los Estados Unidos, porque en este país no se puede ser promotor y dirigente al mismo tiempo. La AIBA nos hizo un gran favor a nosotros, la WBO, porque de sus filas pudimos clasificar a Vasyl Lomachenko (campeón pluma) o a Zou Shiming dijo Valcárcel-, pero convengamos en que es un boxeo de poco vuelo. Los boxeadores que se conformen con un sueldo, podrán competir en esos torneos, pero los que quieren ser un Oscar De La Hoya o un Carlos Monzón, o un Ray Leonard, los que quieran ser figuras de verdad, no pueden crecer en esos torneos”.

La transparencia fue, sin dudas, otro de los temas. “No se puede ser dirigente y manager, los roles son diferentes y deben caer en diferentes personas. No se puede ser directivo y manager de boxeadores -expresó Valcárcel-. De la misma manera en que buscaremos la manera de que las actuaciones de los jurados sean mejores, para evitar malos fallos y lo que es todavía peor, la desconfianza de la gente”.

El tema de los fallos controversiales forma parte del folklore del boxeo: no siempre todos vemos una pelea de la misma manera. Pero, cuando las diferencia de puntajes son tremendamente grandes, “estamos ante un problema y queremos solucionarlo. De hecho, estamos pensando poner fuertes penalidades a quien, de alguna manera, en su condición de oficial de ring, pueda tener una conducta errónea, y subiremos las multas de 50 mil dólares a 250 mil y de un año de suspensión también llegaremos a los cinco años…”, expresó Valcárcel.

En la fiesta final estuvo presente Bob Arum (fue galardonado como el promotor del año) quien estuvo cerca de Oscar De La Hoya… pero en mesas separadas (podría ser también, el premio a “la foto que no fue”, puesto que no hubo oportunidad de reunirlos…).

arumpremiado_300x200Terence Crawford y Yuriorkis Gamboa fue “La pelea del año” (ganó Crawford por KOT en 9) , Vasyl Lomachenko -campeón mundial pluma-, fue distinguido como el boxeador de mayor futuro (el ucraniano solamente tiene 3 peleas profesionales, pero se le dio autorización a pelear por el campeonato mundial por su gran campaña amateur), Carolina Duer recibió el anillo de diamantes por sus 10 defensas. Chris Algieri, quien está por combatir con Manny Pacquiao, hizo una presentación especial. También fue distinguido, lo mismo que las japonesas Nao Ikehara y Kimiko Seeser Ikeyama.

En una palabra: hubo premios para todos -una costumbre de Francisco Valcárcel- y no faltó la música salsa, aunque con el agregado del mariachi. Ni tampoco faltó la cordialidad y la amistad. Pero, mientras se hacen planes para la próxima convención en Orlando, Florida, quedan en pie varios compromisos.

Que las promesas de profundizar la Ley Ali, o el desafío de analizar a fondo los malos fallos, o la obligación de que no proliferen títulos que confundan al aficionado no sean solamente proyectos, sino realidades.

Un compromiso que el boxeo necesita y que WBO promete ir corrigiendo. Ojalá lo puedan ir logrando, para que Francisco Valcárcel y el organismo sean reconocidos, con el tiempo, por su trayectoria, pero también por sus objetivos cumplidos. Ese es el gran desafío.

http://www.espn.com.ar/news/story/_/id/2222031/el-gran-desafio-de-valcarcel

Giant WBO 2014 Convention Day Two Report

wboconvday2-680

By David Finger \ Photos: Joel A. Colon/WBO

The second business day of the 27th annual WBO Convention at Caesars Palace Las Vegas kicked off yesterday morning with a much anticipated discussion on proffering recommendations to U.S. Senators John McCain and Harry Reid recommending several amendments to the Muhammad Ali Act, originally passed by Congress in 1996.

However, a special visit from former WBO champion Marco Antonio Barrera, prompted a short delay in the days activity to allow WBO President Francisco “Paco” Valcarcel to celebrate the arrival of the Hall of Fame champion.The visibly warm relationship between Valcarcel and Barrera was highlighted as Barrera called the WBO his “family” before Valcarcel called Barrera the star of “the golden age of Mexico boxing.””Marco became an example of great champion,” Valcarcel said, “A Very intelligent family man, clean man. Honest. We would be proud to tell any child this is a model for you.”

From there WBO General Secretary Jose Izquierdo gave a presentation to the members and the Executive Committee on a list of recommendations to the Muhammad Ali Boxing Reform Act and ways that the WBO can work with the US Federal Government to help implement these changes.

“We don’t want to make rules in isolation,” Izquierdo said of his desire to see the WBO work with the federal government and the Association of Boxing Commissions (ABC) on implementing these reforms, “when we make policies in isolation they become impossible to implement due to jurisdictional limitations. Boxing organizations need to stop conceiving rules in isolation that because of jurisdictional limitations do nothing to better our sport.”

Izquierdo recommended that the WBO petition the federal government and the ABC to implement several changes such as clarifying the role of an “advisor.”

We think the law should define some language that who an advisor is,” Izquierdo said. The Muhammad Ali Boxing Reform Act prohibits a promoter from also acting as a manager to a fighter, or from having an interest in managing a fighter. However, this is something that has been circumvented in boxing through the gray area regarding what the role of an “advisor” is.

Izquierdo also recommended stiffer penalties for violations to the Muhammad Ali Boxing Reform Act, increasing the maximum jail sentence for a violation as well as the minimum fines. Izquierdo discussed raising the penalty to five years for a violation.

“We think the law is very good,” Izquierdo said of the proposed increased penalty, “we want to give it more bite and to clarify it.”

Izquierdo also wanted to bring uniformity to the Act, expressing concern over the “piecemeal regulations” that were different throughout the country.

Another recommendation by Izquierdo was the prohibition of charging a fee for appeals, a policy implemented by some other sanctioning organizations.

“It is not transparent when you charge a fee for something that should be simple due process,” Izquierdo said of the policy.

President Valcarcel then chimed in, condemning the policy in boxing where a fighter would leapfrog over more deserving contenders not due to his accomplishments in the ring but due to his connections to a particular promoter.

The President and Executive Committee also spoke at length about a poorly administered fight out of Puerto Rico in which a judge not only erroneously scored a round 9-7, but then was able to convince the commission to allow him to amend his scorecard after turning it in. The commission in Puerto Rico had not taken action against the judge who not only made a critical error in regards to the 10-point must system, but also tried to influence another judge to also score the round in question in a similar manner. This judge not only avoided suspension, but continued to work in Puerto Rico.

“That guy is incompetent,” Valcarcel said of the judge in question, “unfortunately they (the commission) stuck their head in the sand like an ostrich. This law must be amended so that it has teeth.”

In the end, the WBO Executive Committee unanimously voted to establish a committee to further explore the issue and to embrace recommendations for the proposed amendments to the law. This committee will subsequently present its report to legislators at a later date.

Before closing for lunch, the Executive Committee briefly discussed several other issues, including one present to the Committee by WBO member Markus Aslani regarding an organization operating in Europe called the GBA. Aslani expressed serious concern over the safety standards of the GBA and its rather lax administration of these standards. President Valcarcel requested Aslani to present more information to him on the matter so that he could make an informed decision regarding the discussion at hand.

After lunch the event split up into two groups, with judges and officials attending a ABC Seminars while the majority of members of the Executive Committee hosted a session for WBO supervisors. The supervisor’s seminar took a moment to moment to recognize James Toney, who was in attendance, as well as Marc Ratner, former Nevada Athletic Director. Interestingly enough, considering the guest in attendance, was this issue of a fighter “losing too much weight” at the weigh in.

“James came in twelve pounds over once,” Ratner said in regards to Toney, “he still made weight. I didn’t know that could happen.”

Several members of the Executive Committee then openly questioned if weigh-ins the day before a fight were doing more damage to the health of fighters than the older system of having them weight in the day of the fight. However, the position regarding the weigh-in remained disputed.

“Promoters use the weigh-in as a promotional event,” WBO vice president John Duggan said of the day before weigh-in.

Also discussed at the supervisor’s seminar was the role of a WBO supervisor, as the representative there to award the WBO championship in accordance with WBO rules.

“We are there to give the prize away,” WBO legal advisor Andrew Horn said, “not to promote the fight.”

Also, there was a tremendous rules meeting discussion spearheaded by Greg Sirb, executive director of the Pennsylvania State Athletic Commission. Topics included the importance of detailed rules regarding hand wraps, with the State of Colorado cited as a shining example of a well written rule, as well as the role of the supervisor when a judge badly drops the ball as had happened in Puerto Rico during the Jose Lopez-Roberto Castaneda debacle. The role of a supervisor’s discretion was a hot topic during the debate. Also discussed was how a supervisor is to handle a dispute regarding the brand of gloves used in a contest, with the recognition that the contract ultimately in controlling if there is language regarding the gloves. The Convention wrapped up that evening with another cocktail party at 7pm. The Convention will resume at 8:30 on Thursday with a presentation by Chris Algieri as well as the championship ratings committee.

thumbs_wboconvday247  thumbs_wboconvday245  thumbs_wboconvday246

thumbs_wboconvday244  thumbs_wboconvday243  thumbs_wboconvday241

thumbs_wboconvday242  thumbs_wboconvday240  thumbs_wboconvday239

thumbs_wboconvday237  thumbs_wboconvday238  thumbs_wboconvday236

thumbs_wboconvday235  thumbs_wboconvday234  thumbs_wboconvday232

http://www.fightnews.com/Boxing/giant-wbo-2014-convention-day-two-report-266604

‘Paquito’ Valcárcel está en México

_e9e1ce0a_c1c8_1672_e7de_19c6e6aebbb6

Fuente:  Televisa Deportes /

La Organización Mundial de Boxeo continúa con su labor altruista en México

CIUDAD DE MÉXICO, México, Dic. 19, 2013.- La Organización Mundial de Boxeo (OMB) continúa su noble labor altruista en nuestro país a través de su programa “Niños Libres de Drogas“. Esta ocasión la institución Hogares Providencia fue la beneficiada con un donativo de 5 mil dólares.

_eb0e9064_1b7d_5cc4_1e89_1ca0c47ed3a9

Esta organización no lucrativa, fundada por el Padre Alejandro García Durán de Lara, mejor conocido como el “Padre Chinchachoma“, atiende, desde hace 30 años, a niños, niñas y jóvenes que viven o han vivido en la calle.

_12d69368_4b4c_9f03_d041_c891287a4993

La Hogares Providencia I.A.P tiene objetivo que los niños, niñas y jóvenes en situaciones de calle que no tienen la oportunidad de vivir en forma digna y humana encuentren en este lugar la seguridad y los mecanismos de integración necesarios favoreciendo a su integración positiva a la sociedad mediante procesos de formación, orientación y desarrollo humano, incluido el deporte.

El abogado boricua Francisco ‘Paquito’ Valcárcel, presidente de la OMB, acompañado del representante en México, Rafael López Santos, y los ex campeones mundiales Marco Antonio Barrera y Moisés Fuentes, fueron los encargados de entregar del donativo.

_ce992891_ddab_8583_7e6c_601d2ceb3c62

En el acto también estuvieron presentes miembros del comité ejecutivo de la OMB, como Luis Pérez y los jueces internacionales Fabricio Cid y Alejandro López.

Alrededor de 50 niños, quienes además de recibir playeras y paquetes escolares, tuvieron la oportunidad de convivir con los boxeadores además de celebrar con dulces y piñatas las fiestas decembrinas.

_d27e5f87_2e7c_beb4_024b_0e33c2958895

Fue la octava ocasión que la Organización Mundial de Boxeo ha hecho acto de presencia en suelo mexicano para apoyar económicamente a gente necesitada, dentro de su programa “Jóvenes libres de drogas” para dejar claro que la OMB es algo más que boxeo.

http://televisadeportes.esmas.com/box/671114/paquito-valcarcel-esta-mexico/